Carlos Fernández-Vega: México SA

Acostumbrado a traficar influencias para hacer jugosos negocios –especialmente a costillas de la nación– y zafarse de eventuales problemas legales, Alonso Ancira, la cabeza visible de Altos Hornos de México, ya no sabe qué inventar en su intento por dejar atrás el grave problema legal que enfrenta. Aterrado, el empresario salinista mueve cielo, mar y tierra para sacudirse las acusaciones formuladas por la Fiscalía General de la República, pero como no tiene para dónde hacerse ahora, en su desesperación, decidió demandar al Presidente de la República.

Источник https://www.jornada.com.mx/2020/09/15/opinion/020o1eco?partner=rss

(Читателей 1 всего, 1 сегодня)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *